Cómo saber si eres un poeta de la generación del Tuenti

Tras la Generación del 98, con su disgusto por una España falsa y su actitud crítica frente a las políticas de la época, el europeísmo de la Generación del 14, y la precisión lingüística y metafórica de la Generación del 27, llega la Generación del Tuenti para hablar por fin de las cosas que sí importan. ¿Te preguntas si tú, poeta autopublicado en ciernes, perteneces a esta novísima vanguardia? Pues te lo ponemos fácil, si respondes afirmativamente en más de tres ocasiones, ¡felicidades! Muevetulengua, la editorial más querida del movimiento Tuenti, estará llamando a tu puerta (o a tu Instagram) en cuestión de días.

1. Te gustan otros poetas de la generación Tuenti. Para los no versados, véanse Elvira Sastre, Sara Buho, Loreto Sesma, Marwan, Defreds, Srtabebi, entre muchos otros (por desgracia). Los sigues en todas tus redes sociales para retroalimentaros de cursilería, falta de cosas que decir, y mucho asco.

2. Crees que escribir poemas consiste en expresar tus sentimientos más tiernos. Ohhhhhhh.

3. Antes de sentarte a escribir, buscas la foto de tu Instagram que irá con el poema. Decides qué filtro va mejor con tus palabras clave: Amor, húmedo, sueño.

4. Al menos un 80% de tus fotos en redes sociales son tuyas mirando al infinito con cara de pensar en poemas tiernos y blanditos. A veces también pones morritos.

5. Meter palabrotas en los poemas te parece lo más. Hay que innovar y si ya lo hacían en libros de los años treinta (que te suenan pero que no has leído), tú no vas a ser menos.

6. Hablas de lo mucho que follas (o que no follas si eres Marwan) a pesar de que a nadie le importe.

7. Si eres chica también hablas de la regla. Que se note bien el feminismo del bueno.

8. Imprimes tus poemas (o los de otros autores tan malos como tú) y les haces una foto junto a una flor o a un cigarro.

9. Te autopublicas con la esperanza de que venga el editor pesetero de toda la vida (Chus Visor te miro a ti) a que te edite, no por calidad, sino porque triunfas entre quinceañeras con más dinero que juicio.

10. Algunos de tus poemas podrían pasar por un eslogan de Ausonia.

28174f67753fced9ce5089e91d02de74

Esta ‘maravilla’ la ha traído al mundo Elvira Sastre, que nos ilumina con su sapiencia.

11.Les dices a todos tus amigos que eres poeta y que te compren tu fanzine. Cuando te haces famosillo tus amigos te empiezan a parecer de lo menos cool porque siguen viviendo en un pueblo de La Mancha profunda mientras que tú, cosmopolita donde los haya, te has mudado a la gran urbe y a veces vas de viaje a Londres y te compras libros de otros poetas igual de malos que tú, pero que escriben en inglés. Lo subes a Instagram y todos tus seguidores piensan que eres la pera limonera.

12. Si ganas concursos, los jueces dicen que una cualidad importante tuya es que tienes muchos seguidores en YouTube. (Si no se lo creen ustedes, enlace AQUÍ).

13. En los recitales, lees tus poemas bajito y con voz de orgasmo de señora cincuentona.

14. Tienes el mal gusto de poner tu careto en la portada de tus libros.

9788416560004

Si has respondido afirmativamente en más de tres ocasiones, no cabe duda de que perteneces a la Generación del Tuenti. Enhorabuena. Ahora puedes mandarle tu manuscrito a Muevetulengua en hola@muevetulengua.com . Y no te olvides de adjuntarles tu nombre de Instagram y tu número de seguidores, es importante. De nada.

Anuncios

Deja un comentario, si te atreves

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s